COCHABAMBA



22/09/2014

IMPULSANDO LA DETECCIÓN TEMPRANA

A veces no nos hacemos a la idea de lo importante que son las cosas que tenemos, porque las damos por hechas y no pensamos la relevancia que tienen. Esto nos sucede muchas veces aquí en Bolivia y una de ellas es comprobando lo vital que es poder detectar pronto los problemas en el desarrollo y más concretamente, en el caso que vamos a comentar hoy, los problemas de audición.
Poster para explicar el proyecto

Hemos conocido ya muchos niños, niñas y jóvenes que son detectados y diagnosticados de una sordera severa a los 6, 8 y 10 años. Desde que han nacido no han podido oir y eso ha hecho que tampoco hablen y a su vez, finalmente el pensamiento es lo que se ve perjudicado, pues sin lenguaje, no podemos razonar ni tener un pensamiento abstracto. Cuando vemos a esos niños o niñas, nos entra la rabia de pensar que su vida ya está determinada y su potencial totalmente desaprovechado, pues no se ha detectado a tiempo la dificultad que tenían. Nos vienen muchas preguntas sin respuestas: ¿qué sería de ellos en otro lugar del mundo?, ¿qué pasaría si hubiese tenido un buen audífono desde los 6 meses? ¿y si le hubiesen hecho un implante coclear?...pero no tenemos respuestas y por eso hemos preferido centrarnos en aquello que sí podemos y tenemos influencia directa.

Por esa razón, nos pusimos en marcha, con el equipo de Altiora, para conseguir que desde el Hospital estatal más grande de la ciudad, el Complejo Hospitalario del Viedma, al que acuden más personas de todo el departamento, y donde nacen muchos niños a diario, se hiciesen las pruebas de detección de la hipoacusia en recién nacidos.

Rueda de prensa para difundir el proyecto
Para esto hemos tenido muchas ayudas, desde médicos que han abierto las puertas a Altiora, la financiadora alemana CBM que ha hecho posible poder comprar los equipos necesarios, mi familia que los trajo hasta Bolivia y muchas personas que han ayudado para que este sueño se vaya haciendo realidad, en especial a Juan Heredia por su constancia y seguimiento del proyecto y a las Dra. Lazarte y la Lic. Ledezma, que son las encargadas de Altiora que van a diario a realizar las pruebas en el hospital.

Este es el equipo que se utiliza
Desde este mes se están haciendo las pruebas a recién nacidos, pero el objetivo no es sólo detectar, ese es el primer paso. Lo que se pretende es conseguir que los niños con baja audición o sordera, reciban los apoyos necesarios antes de los 6 meses, ya sea recibiendo unos audífonos, teniendo terapia o que su familia le hable con la lengua de señas boliviana, para que esta dificultad inicial no se agrande y tenga consecuencias nefastas para la vida de esos niñas y niños y consigan un buen sistema de comunicación que les ayude a desarrollarse adecuadamente.

Y algo muy positivo es que el Hospital pretende en un tiempo (no sabemos cuánto, claro) comprar los equipos para poder hacer ellos la detección temprana, por lo que Altiora se podría retirar a otro centro y seguir fomentando la detección temprana en Cochabamba.


18/07/2014

DESDE COCHABAMBA, UN SALUDO!!!

Vida y proyectos en Cochabamba

(hacer click directamente sobre el texto para acceder al enlace del video)

19/05/2014

EL CUMPLEAÑOS


Los invitados empezaron a llegar a eso de las 13.30h del domingo, cuando todavía no habíamos acabado de preparar toda la comida. Estuvimos horas cocinando para agasajar convenientemente a los más de 20 invitados que ese día teníamos en casa, entre niños y adultos. Laura celebraba su 37 cumpleaños y no queríamos dejar pasar la ocasión de compartir una comida con una gran parte de la gente que es importante para nosotros actualmente en Cochabamba. El viernes habíamos hecho una cena para invitar a los compañeros de trabajo y por distintas circunstancias que no vienen al caso, se nos quedó corta la cena y fue muy escasa. Nos prometimos que eso no pasaría de nuevo el domingo en la comida y así fue.

Cocinamos diferentes platos españoles para compartir con los invitados con la intención de mostrar algunas de las delicias de nuestra tierra. Hicimos salmorejo, tortilla de patatas, lomo con pimientos, solomillo al roquefort, queso con cebolla caramelizada y unas cuantas cosas más. Además hicimos algo más boliviano por si a algunos invitados no les gustaba la comida española.

El resultado fue espectacular porque triunfamos totalmente y todos los invitados estaban encantados, alabando lo rico que estaba todo. Comimos, bebimos y disfrutamos todos juntos enormemente en un ambiente muy agradable. Los invitados no se conocían entre sí pero rápidamente se entabló un ágil diálogo y conversación a varias bandas. Tomamos la torta y Laura la mordió conforme a la tradición local.
 
Cuando estábamos todos sentados en la sobremesa charlando alegremente, me quedé un momento sentado a un lado y observando el ambiente y percibí algo muy interesante. Entre los invitados había gente de tres países distintos, de diferentes edades, de diferentes clases sociales (alta, media y baja) y distintas ocupaciones. Diversas personas estaban allí: una compañera de nuestro trabajo, estaba la portera del colegio donde vivimos y su hija y estaban dos niños, a los que llaman “de la calle” acompañados de Pepe, un español comprometido hasta los huesos por el que probablemente sea el colectivo más marginado y excluido de Bolivia y de otros muchos más países. Además de esto, estábamos algunos españoles de diversos orígenes, procedencias y situaciones, con dos niños adoptados en Bolivia. A todos se sumaba el hermano Marco de la congregación de Foucauld y varios niños hijos de unos y otros.

Sentí por un momento que habíamos reunido allí, en nuestra casa, a una representación amplia de este mundo nuestro, desde los más excluidos a los mejor situados. Todos compartían comida, bebida y conversación, sin distinción de clases, edades o nacionalidades. Me sentí enormemente feliz por ver que nuestra casa se convirtió por un ratito en un trocito del mundo que sueño día a día. Me sentí enormemente dichoso de poder estar viviendo esto, aquí en Bolivia.

Tras un rato de ingenua ensoñación, volví a la realidad y empecé a pensar por qué esto que había sido tan fácil en un cumpleaños y en nuestra casa, pero era tan difícil en la vida real y en cualquier parte del mundo. Decidido a no amargarme demasiado con pensamientos realistas, tomé la determinación de sentir que ese momento era tan real como cualquier otro y que, por un momento, por un ratito, quería disfrutar de vivir en mi mundo soñado.

Cogí un vaso de vino y me acerqué a un grupo de invitados para introducirme en su conversación. Fue una de las reuniones más hermosas que recuerdo.



24/03/2014

CREEMOS EN CREAMOS


Llega el jueves de cada semana y las tres estamos felices...hoy vamos a CREAMOS!! salimos del colegio y nos vamos con Mayte a Creamos, al hogar transitorio para niños en situación de riesgo. 

Mar dando el biberón a la bebé más pequeña
Allí disfrutamos las tres, Ainara, Mar y yo. Ellas porque ya son amigas de los niños y niñas que viven ahí, se sienten como en casa y les encanta cuidar a los más bebes. Y yo, me siento también feliz y en paz. Es un momento estupendo de compartir la vida con Mayte, en ese ratito de ir en el auto, de compartir con las cuidadoras del hogar mientras comemos y estar codo con codo con ellas, conociendolas más. Y por supuesto, es el momento de estar con los bebes y los niños y niñas, de cuidarles, jugar y disfrutar con ellos. 

Ainara con sus amigos y amigas de CREAMOS
Me encanta lo que se genera en CREAMOS, la ilusión y la apuesta por la vida, la lucha por salir adelante...hay momentos increíbles, como conocer a los nuevos papás que adoptan a alguno de ellos y ver cómo les cambia la cara a los niños cuando se sienten protagonistas, únicos y queridos.

Fiesta de despedida de Jorge y Mónica

Aunque ahora, cada vez que voy al hogar, hay un momento algo triste, porque echo mucho de menos (hartísmo) a Jorge y Mónica, voluntarios de Creamos, porque hace casi un mes que se fueron ya a España y han dejado un hueco muy grande. Lo bueno, es que en este tiempo viviendo aquí, hemos creado relaciones muy profundas, hemos podido compartir lo importante que te pasa en la vida, lo que te descoloca y lo que te hace feliz, por lo tanto, eso ya queda ahí, y sólo faltará volvernos a ver, para recuperar esas cenas españolas (da igual que sea en Cochabamba o en Cariñena!!).

El caso, es que seguimos apoyando el hogar, para que cada vez se cuide más y mejor a los peques, se vayan prontito con sus familias
adoptivas y esperemos que se pueda también trabajar en la prevención, que no se abandone a tantos niños y no haya embarazos no deseados...

Seguimos creyendo en CREAMOS!

09/02/2014

EDUCACIÓN EN BOLIVIA


Desde la mitad de enero estamos comenzando nuestro día a día, retomando de nuevo nuestras responsabilidades y cogiendo el ritmo y los horarios, porque en esta parte del mundo, es ahora cuando comienza el curso escolar.

En el Preefa estamos ayudando a los profes a construir el proyecto curricular, ya que el Ministerio ha puesto unos mínimos, que no responden a las necesidades de esta población. La nueva ley educativa asienta unas bases filosóficas y pedagógicas muy interesantes, donde potencian la interculturalidad, recuperan el valor de lo indígena y se fomenta la "descolonización", pero de la teoría a la práctica hay un gran trecho...
Niño del Preefa trabajando en el aula
A los profes les cuesta mucho entender la ley, cumplir con las programaciones que piden y cambiar su estilo educativo. Pasar de tener a los niños todo el día copiando a conseguir que tengan un pensamiento crítico y reflexivo, es un salto abismal, que no va a ser fácil.

Y a todo esto, si le unes que estamos educando a niños y niñas con discapacidad intelectual, donde no les puedes enseñar sólo conocimientos académicos, sino que tienes que conseguir que se sepan manejar en el mundo, con todo lo que implica, pues la dificultad es mayor aún.

Queremos que en el Preefa los estudiantes puedan aprender a defender sus derechos, a elegir lo que quieren, a ser autónomos e independientes, que sepan manejar la plata, subirse a un trufi y en un futuro tener un trabajo digno con el que aportar en su casa. Y todo esto no lo conseguiremos enseñándoles las vocales durante años y años, insistiendo con la misma metodología, sin tener resultados, pensando que el problema está en ellos y no en lo que como profesores hacemos nosotros...

Salteñada con los profes
Por esta razón, vamos a tener un mes de reuniones con los profes, reflexionando y preparando los contenidos que queremos enseñar en el PREEFA. Vemos que están ilusionados por tener nuestro propio plan, que nos identifique, así es que estamos también nosotros muy contentos de poder impulsar este trabajo y acompañarles para ponerlo en práctica.

Además, esto repercutirá también en Mururata, el colegio de educación especial de El Alto, que pusieron en marcha Pedro y Elena, miembros también de Ocasha-CCS, porque lo socializaremos con ellos y les ayudaremos a que también se pueda implementar allí.
Con estas ilusiones y novedades os dejamos. Ya os iremos contando más en las próximas entradas... un beso desde Cochabamba

23/12/2013

Rompiendo esquemas


Desde que estamos viviendo en Cochabamba, no dejamos de romper nuestros esquemas por muchas razones y no deja de ocurrirnos, al principio por unas razonas y ahora por otras, pero sigue siendo una constante.... El otro día fue a Luis a quien le sucedió:
Se fue al Hogar Creamos y allí estaba una señora de Sapanani (una comunidad de la montaña de Cochabamba) con su hija, con discapacidad intelectual. Mayte, la directora de Creamos, le pidió a Luis que se entrevistase con la madre, para saber cómo ayudarla y Luis accedió sin problemas.

Fiesta en el Preefa
La primera barrera fue el idioma, porque ella sólo hablaba quechua, pero tuvo la suerte de que Eugenia, una trabajadora del hogar, le hizo de intérprete. Luis estuvo preguntándole qué hacía la niña, cómo era, y ella le fue contando, hasta que Luis, sin saber ya qué decir y aconsejar, porque en esa zona no hay colegios de educación especial, tampoco centros de atención temprana y no van a bajar hasta la ciudad para que la niña tenga algún tipo de terapia...así es que se le ocurrió preguntarle, ¿y en qué te podemos ayudar, qué necesitas? y la mujer le contestó -"ladrillos y cemento".....sí, ladrillos y cemento....porque quería construirse un baño, porque hasta ahora no lo tenían en casa...Nunca nos habían respondido esto en una entrevista a una familia con algún hijo con discapacidad y fue un gran choque....lo que siempre nos ha servido, las preguntas y respuestas que ya tienes automatizadas se quedan vacías, sin sentido para esta realidad, la de las zonas rurales de Bolivia...y entendimos la importancia del modelo de RBC (Rehabilitación Basada en la Comunidad), un modelo de trabajo que intenta llegar a todas las personas con discapacidad, para conseguir su inclusión en la comunidad, intentando que puedan desarrollar al máximo sus capacidades. 

Es un gran reto para nosotros cambiar nuestros modos de mirar y trabajar con las personas con discapacidad, pero es fundamental en este contexto, donde cambian prioridades, necesidades, posibilidades.... la vida entera es diferente. Así es que para el año que viene tendremos nuevas miradas y estrategias...o eso intentaremos.

Feliz Navidad desde Bolivia y que podamos cambiar nuestra mirada


17/11/2013

SOBRE LO MATERIAL



Siempre se dice que lo material no es lo más importante, que debemos pensar y centrarnos más en otro tipo de valores y prioridades. De tanto repetirlo y oírlo, esto se ha convertido en un discurso un tanto vacío, pero, con los tiempos que corren, más necesario que nunca. Es de esos mensajes que nadie afirma estar en contra pero casi nadie es capaz de practicarlo de una forma coherente del todo. De alguna forma todos tenemos bastante apego (unos más, otros menos) por lo material. Nos guste o no. Ya no podemos vivir sin nuestro auto, nuestro móvil, nuestro ordenador, nuestra televisión, etc… Si, ya sé algunos pueden prescindir de algunas de esas cosas, es verdad, pero no conozco a nadie que lo haga de todas ellas.

El caso es que si se repite con tanta insistencia el mensaje debe ser por algo. A poco que lo piensas te das cuenta de que tanto apego a lo material no puede ser positivo para la sociedad en su conjunto. Se habla del consumismo excesivo para el planeta, por el cambio climático, la emisión de gases de efecto invernadero, la excesiva generación de residuos, etc. La gran mayoría afirma estar de acuerdo con la realidad de las amenazas que se vislumbran a, cada vez, más corto plazo, pero la carrera no se detiene.

No estoy escribiendo esto porque tenga alguna clave o solución que ofrecer. Ni mucho menos. Simplemente para compartir como aquí, en Bolivia, en el estilo de vida que llevamos el nivel de dependencia de lo material se ha disminuido considerablemente. A poco que compare nuestro acceso a lo material en comparación con el que teníamos en España, se me aparecen diferencias abismales.

Aquí no tenemos agua caliente más que en la ducha, que más bien la mayoría de las veces es agua hirviendo. No tenemos un coche, no tenemos un sofá, ni un sillón, no tenemos televisión plana, no tenemos una buena conexión a internet, etc. Pero la verdad es que casi nada de eso lo echamos de menos en exceso. Y lo que me pregunto es ¿por qué? En España sí que lo teníamos y lo valorábamos, pero aquí no. Puede ser porque nos hemos vuelto mucho menos dependientes de lo material, pero no me resulta una explicación muy convincente. Puede ser que hemos avanzado de alguna forma en una vida más espiritual, pero tampoco me acaba de servir como explicación. Sigue habiendo cosas que nos siguen provocando un gran apego como, por ejemplo, nuestros ordenadores.


Todo esto me hace pensar en qué debería hacer para que cuando volvamos a España seamos capaces de aprovechar la vida en Bolivia, para llevarnos lo bueno que hemos vivido, porque depender o poder vivir con menos cosas lo considero positivo. El caso es que confieso que no las tengo todas conmigo. Me da que, o ponemos mucha fuerza en resistir la influencia del contexto o nos veremos inmersos en el efecto, cada vez más típico en occidente, de la oferta crea la demanda. ¿Seremos capaces de hacer de esto algo permanente en nuestras vidas o nos acabaremos dejando arrastrar por la corriente consumista, aunque sea sólo en parte? ¿Qué han hecho ustedes compañeros de Ocasha? ¿Han pasado por estos procesos? Ahí les dejo mis dudas y dilemas y estaría encantado de escuchar sus experiencias

Luis desde Cochabamba

10/07/2013

Mi hermana está por aquí y ha escrito algo


Hace algo más de 15 días llegó mi hermana Bea para pasar aquí sus vacaciones de verano (de invierno por aquí).
Disfrutando del embutido que trajo Bea
Y queremos compartir con vosotros algo que ha escrito y resume muy bien algunas de las cosas que vivimos por aquí...está claro que no podemos dar nada por supuesto:

No des nada por supuesto. No asumas que hay cosas que te van a ser dadas sin esfuerzos, porque es tu derecho. Como mujer o como hombre, como adulto, como ser humano... No lo des por supuesto. Porque, a veces, no es cierto.

No des por supuesto el aire. Por estar situada en una depresión, en la que casi no corre el aire, los gases de motores e incluso el polvo que se levanta de las calles sin asfaltar, Cochabamba es una de las ciudades más contaminadas de América Latina.

No des por supuesto el agua potable. En Cochabamba, todas las casas están provistas de sus botellones de agua, porque la del grifo no se puede beber.

No des por supuesto el agua caliente. En Cochabamba, del grifo sólo sale agua fría. Para ducharte, puedes calentar baldes de agua o, si eres muy afortunado, tendrás un artefacto con una resistencia eléctrica que calentará el agua. Todo depende de la presión del agua y de que, claro, la haya.

No des por supuesto la educación. Aún existiendo colegios públicos, la jornada escolar es tan corta y el transporte tan difícil, que muchos niños de Cochabamba no pueden asistir diariamente a clase, porque sus padres no pueden invertir una hora en llevarles y una hora en ir a recogerles, si van a estar allí sólo tres horas. No compensa.

No des por supuesto ni siquiera a tus padres. Sólo en el Hogar Creamos hay dieciséis niños que, con menos de cinco años, han sido abandonados y muchas veces maltratados, porque sus padres no podían mantenerlos o nunca los habían querido. Y ellos son los que tienen suerte porque, al fin y al cabo, tienen a sus "mamitas" y podrán jugar, ir al cole y crecer siendo niños. Otros niños no serán acogidos en un hogar y se verán obligados a vivir en la calle, trabajar, sufrir desnutrición extrema e incluso engancharse a las drogas a los nueve o diez años.

No des por supuesto todas esas cosas que crees que son tuyas por derecho. Porque, en cualquier momento, en cualquier parte del mundo, a alguien se las pueden estar quitando.


14/06/2013

El transporte

Esta semana hemos conseguido que arranque el servicio de transporte para el colegio PREEFA, en el que estamos trabajando por las mañanas. Desde que empezamos hasta que hemos visto a los niños montados en sus TRUFIS (como llaman aquí a las furgonetas que hacen transporte urbano) ha sido un auténtico parto (con cesárea incluida). Por varias razones.

La primera, por el tiempo. Han sido 9 meses desde que empezamos a intentar poner en marcha este servicio, hasta que hemos conseguido que arrancara definitivamente. 

La segunda, por la paciencia adquirida. Por el camino hemos ido cosechando fracaso tras fracaso hasta la victoria final. Ha sido un auténtica sucesión de frustraciones de lo más variado. Todo empezó cuando en un domingo por la mañana, en una asamblea de padres, preguntamos si les sería útil poder disponer de un servicio de transporte que llevara y trajera a sus hijos al colegio todos los días. Todos los 50 padres aproximadamente que estaban presentes, excepto dos que vivían al lado del colegio dijeron que les interesaba. 

Salteñada con los profes
Nos fuimos felices pensando que habíamos tenido una buena idea y que enseguida lo poníamos en marcha. No sabíamos lo que nos esperaba por delante...
Al empezar, desde los principios recibidos en nuestra formación en Ocasha, pensamos que nosotros debíamos acompañar, pero no liderar el proceso. Les dijimos que buscaran ellos presupuestos en la gente que conocieran y que íbamos viendo el más barato, que nosotros les ayudabamos con las listas, mandar notitas a los padres y alguna tarea más auxilliar. Pasaban los días y las semanas y la cosa no avanzaba, ni para atrás ni para adelante. 

Decidimos darle un nuevo impulso para obtener presupuestos, empujando a algunos padres, acompañándolos a hablar con algunas empresas y demás. Allá por el mes de Octubre del año pasado, parecía que la cosa iba a salir. Quedaba mes y medio de colegio y pensamos que sería una buena prueba para poder empezar el servicio el curso siguiente desde el inicio (en el mes de febrero). Cuando había que confirmar para empezar, muchos padres daban la callada por respuesta y había que perseguirles para preguntarles si se apuntaban o no. Obtuvimos todo tipo de respuesta. Que si ya para lo que quedaba, que si no lo recogían suficientemente cerca de su casa, que es que pasaba muy pronto y similares.

Ya vimos que acababa el curso y que no íbamos a conseguirlo. Seguíamos creyendo que era algo muy necesario porque muchos padres y sobre todo madres, venían desde la periferia de las zonas más pobres y tardaban una hora o más en llegar. El absentismo era muy alto, porque cuando tenían algo que hacer, no llevaban al niño al colegio. Si no tenían dinero en algún momento, el niño se quedaba en la casa. Además muchas madres dedicaban la mañana solo a ir y venir del colegio porque la jornada es de algo menos de 4 horas, por lo que si iban y venían gastaban mucho tiempo y dinero.

Empezó el nuevo curso y durante las vacaciones habíamos conseguido una ayuda de La Caixa de 3000€ para el transporte escolar. Empezamos de nuevo decididos y de nuevo "que sí que sí" y luego "que no que no". Pensábamos que el dinero debía ir a ayudar a los que más lo necesitaran y no a todos por igual. Así lo comunicamos en una asamblea de madres y padres y nadie estuvo en contra. Pedimos de nuevo que consiguieran presupuestos. La misma historia: nada de nada. Se acababa marzo y no habíamos conseguido avances. En Abril seguimos ya con cierta desesperación. Nos reunimos con los padres por zonas. Vinieron muchos a cada una y constatamos que seguía habiendo interés, pero a la hora de dar el paso final, no se concretaba. Y el mes de mayo, con una huelga que duró 2 semanas....
Llegamos a un momento de desesperación de no entender nada, nadie nos daba una explicación pero sentíamos que estábamos haciendo algo mal, algo no estábamos interpretando correctamente. Volvimos a fracasar en otros dos intentos. Estábamos por tirar la toalla de auténtica frustración. 

Un día una profesora me dijo que su marido trabajaba en un sindicato de transporte y que nos podía dar presupuesto. Era el más bajo de todos. Volvimos a calcular el presupuesto que teníamos y ver para qué alcanzaba. Al haber pasado unos meses ya, para los que quedaban el presupuesto se estiraba mucho más. Les dijimos el nuevo precio y que empezaba el lunes. 
El primer día aparecieron unos pocos, el segundo día más y así hasta hoy, que ya van las tres rutas bastante llenas, aunque todavía quedan plazas.

Estamos felices por haber podido conseguirlo, después de tanto esfuerzo y haber aumentado sensiblemente nuestra tolerancia a la frustración, pero sobre todo nos queda la sensación de que aunque llevemos un año y medio en Bolivia, seguimos teniendo muchas dificultades en interpretar las razones de su gente, sus motivaciones, sus miedos, sus pensamientos. Somos, por suerte o por desgracia, muy diferentes en muchas cosas. Hemos comprobado que a muchos les limitaba el precio, pero no lo decían. A otros les daba miedo dejar a su hijo (sobre todo su hija) con discapacidad  solo, pero no lo decían. A otros, otras cosas que tampoco decían. 

Todo ello, ha sido un verdadero aprendizaje de la idiosincrasia boliviana, de las personas más pobres, de las más indígenas que no manejan los mismos códigos que nosotros. Un toque de atención para seguir haciendo un gran esfuerzo por acercarnos más a ellos e intentar ver el mundo desde su mirada y desde su visión. En resumen, una cura de humildad que nos hará estar mucho más receptivos en futuras ocasiones y para intentar no dar nada por sentado desde nuestros esquemas ibéricos, europeos y occidentales.




13/04/2013

Capacitaciones

Hoy queremos contaros una de las tareas que más tiempo nos lleva aquí en Cochabamba, y que nos merece más la pena...y son las capacitaciones...es decir, los cursos de formación que ofrecemos. Vienen profesores u otros profesionales del ámbito de la discapacidad y siempre acaban muy contentos por lo que han aprendido, por la nueva forma de mirar a las personas con discapacidad o por las nuevas herramientas que han descubierto para conseguir que sus alumn@s aprendan más y mejor.

En ocasiones es un esfuerzo enorme realizar estos cursos de formación, porque pueden ser a última hora del día, a las 18.30, cuando ya se va terminando toda la actividad. Aun así, siempre acabamos felices de haber aportado ese granito de arena, porque en la balanza pesa más el interés de la gente por aprender, que nuestro cansancio.

Luis en el taller de conducta con el PREEFA

Así es que este año, de nuevo estamos ya con las pilas puestas y además, no da mucha alegría que cada vez más profes del PREEFA están viniendo a la formación. Hoy sábado, casi todos han participado en un taller sobre Manejo de problemas de conducta. Es una alegría ver que podemos formar a la gente del PREEFA, porque el año pasado fue muy complicado y no había tanto interés. Sin embargo, este año ha habido renovación del personal y hay más motivación y compromiso, que se demuestra en estas pequeñas cosas.

Esperamos que también podamos dar continuidad, y que la misma gente de aquí pueda ir compartiendo lo que vamos aprendiendo juntos.

¡Saludos desde Cochabamba!




09/04/2013

Un futuro mejor para Santi

Nos gustaría compartir con todos y todas una historia que nos ilusiona y nos impulsa, porque es una historia de amor y nos transmite un mensaje de esperanza, que sobrepasa a la razón. 

De excursión a la Angostura con Jorge y Marisol

Marisol es una mujer de Zaragoza que después de quedarse viuda, a los 56 años, decidió hacer algo que siempre había deseado, y es dedicar un tiempo a realizar alguna actividad de voluntariado. De esta manera llegó a Bolivia en el otoño del 2009, para colaborar con el Hogar transitorio Creamos (el cual dirige Maria Teresa Losada, vieja conocida de Ocasha). El día anterior a que llegase ella, había llegado un bebé prematuro que había sido abandonado, por lo que le pidieron a Marisol que se encargase de él, ya que es enfermera y tiene experiencia en recién nacidos. Esos dos meses que estuvo en Cochabamba se dedicó plenamente a ese bebé, Santiago, que marcó su vida más de lo que ella hubiese imaginado.

Santi con Jorge, otro voluntario español

Después de ese tiempo Marisol se volvió, pero ya no era la misma...se implicó y se dejó cambiar por esa experiencia, por esos niños y todo el amor que ellos necesitaban y entregaban.

A los 6 meses a Santi le detectaron un tumor, que le estaba causando crisis epilépticas, por lo que fue operado. Marisol estuvo atenta y dispuesta a ayudar desde la distancia, preguntando a profesionales de su hospital y estudiando la posibilidad de traerse a Santi para España. Fue moviendo esa posibilidad, pero finalmente fue denegada, por lo que lo descartó y volvió a viajar al año siguiente, para compartir otros dos meses con los niños del Hogar.

Estos tres años, Marisol ha seguido su compromiso desde España, buscando recursos y sensibilizando a su gente cercana y viajando a Cochabamba durante su tiempo de vacaciones. En este último viaje, en otoño del 2012, se le abrió una puerta que ella ya pensaba que estaba cerrada, y era pedir la acogida con derecho a adopción. Sorprendentemente se lo aceptaron, y lo digo con sorpresa porque no cumple con los criterios: se pasa de la edad permitida y no dejan que se elija al niño que quieres acoger o adoptar. Sin embargo, Santi había sido rechazado ya dos veces por parejas que querían adoptar, porque en sus informes previos se describe sus dificultades y, aunque ahora está muy bien, sigue teniendo cierto retraso en el habla y en el área motora, cosa que hace que la gente se asuste y no haya querido adoptarle. Por esta razón, han hecho una excepción, y muy bien hecha. 

Día en el que le concedieron la guarda

Desde la razón, todos pensamos ¡qué loca! ¡si tiene edad de estar tranquila en su casa, de viajar y no complicarse la vida!...pero cuando la conoces y ves lo que piensa y siente Marisol, te das cuenta de la oportunidad que está ofreciendo a este pequeño, que ya estaba abocado a vivir en un hogar en Bolivia. Por eso, si lo piensas, este tiempo que le va a ofrecer Marisol, es una oportunidad de crecer sintiéndose querido, sintiéndose parte de una familia, teniendo un hogar y una posibilidad estupenda de crecer y construir su vida junto a ella.

Mar y Santi

Por esta razón, a nosotros es una historia que nos ilusiona, nos da ganas de seguir viviendo y trabajando, porque en cualquier momento, aquellos niños que están más abandonados o rechazados, pueden tener una puerta abierta que les ofrezca un futuro mejor.

Aquí estamos, acompañando a Marisol y a Santi, que se ha convertido en el nuevo compañero de clase de nuestra hija pequeña, Mar. ¡ánimo con esta aventura que acaba de comenzar! el amor todo lo puede....



06/02/2013

Nuevas caras en el PREEFA

Esta semana ha comenzado el curso en Bolivia. Ha sido el momento de volver a ver a los alumnos y alumnas del PREEFA, comprobar lo que han crecido durante estos dos meses de vacaciones y sobre todo, ver nuevas caras de niños y niñas y de familias. Este año han venido al colegio muchos niños con autismo, ya que el año pasado había 4 y este año hay casi 15...así es que nos toca capacitar a los profesores para que podamos responder a las necesidades de todos ellos. Esto es algo nuevo aquí, porque antes no admitían a estos niños, por no saber cómo actuar con ellos.

Además, también es febrero el mes de los cambios de profesores, algunos se van a marchan a otros colegios y van a venir nuevos, así es que estamos a la expectativa, para ver cómo queda al final la plantilla de profesores.

Niños disfrutando del carnaval

El comienzo de curso aquí es muy movido porque son los carnavales, y más para el PREEFA, que este año cumple sus 25 años.

Así es que el jueves ya tuvimos la fiesta de carnaval e hicimos la "challa" del colegio. En esa celebración se agradece a la Pachamama (madre tierra) lo que nos da y se le pide para el año lo que se desea: trabajo, amor, felicidad, etc... se hace una "koa" donde se quema carbón y se ponen símbolos de lo que le estás pidiendo a la Pachamama y todo el humo tiene un olor peculiar, que invade todo el lugar.

Preparación de la Koa

Las familias y los profesores estuvimos allí celebrando el comienzo y deseando que sea un buen curso. Nosotros le pedimos que haya muchas ganas, ilusión por el trabajo y entrega a los niños y niñas del PREEFA, para poder ir haciéndolo cada vez mejor. Esperamos que sea así.

Un beso desde Cochabamba en carnavales.


10/12/2012

El curso ha terminado...


Un abrazo fuerte de despedida

El curso escolar ha terminado en Bolivia, por lo que nos hemos despedido de los chavales del PREEFA, de sus familias y de los profesores. Terminamos con unas cuentas reuniones de reflexión, sobre los puntos fuertes y débiles y propuestas para mejorar la próxima gestión. Tenemos muchas ganas de afrontar el curso que viene, con más información, entendiendo mejor la situación de las personas con discapacidad, de los profesores y del sistema educativo.

Nos gustaría poder colaborar en impulsar un servicio de transporte, para reducir el absentismo, mejorar la puntualidad y asistencia del alumnado y apoyar a la familia, para que no pierda 2 horas diarias en el viaje y puedan trabajar, y así, aumentar sus ingresos.

Taller de carpintería
También nos gustaría mejorar y acompañar a los profesores de los talleres, para que se avance en la inserción laboral y en la mejora de la vida de los jóvenes con discapacidad.

Otra necesidad detectada, es crear un currículo adaptado a los niños y jóvenes con discapacidad, en la que se apoye la parte curricular, pero también se trabaje en aquello que mejore su vida (aprender a usar el dinero, el transporte, higiene personal, habilidades sociales, etc…).

Es importante seguir colaborando con la dirección, para que puedan tener un equipo directivo, en el que puedan dirigir de forma participativa el colegio.

Tenemos muy claro que no podemos tomar roles que luego no los vaya a continuar nadie y que nuestro objetivo es acompañarles, para que puedan ellos mismo mejorar la calidad educativa del PREEFA. El reto del año que viene es grande, pero las ganas e ilusión son aún mayores.

Algo que nos ayudará es que a los profesionales de Educación Especial les van a subir las horas mensuales de trabajo, ahora están en 80 horas y van a subirles a 100 mensuales, lo que implica que va a haber más tiempo para reuniones, coordinación y formación. Esperemos saber aprovecharlo bien.

Laura con uno de los más peques del cole
Un punto pendiente, que no sabemos si será posible para la próxima gestión, es mejorar la nutrición del alumnado, teniendo comedor en el propio centro. Esto sólo será posible si encontramos financiación aquí. Quizás desde el SEDEGES haya un apoyo económico, pero todo esto está todavía en un deseo para el futuro. Aun así, intentaremos aumentar la relación entre el PREEFA y el ámbito sanitario, para tener más trabajo en esta área con las familias y los niños y niñas con discapacidad. Posiblemente podamos tener relación con la Fundación San Lucas, donde trabaja María Teresa Losada, amiga de mucha gente de Ocasha. Dicha Fundación trabaja en las zonas más pobres, en el sur de Cochabamba haciendo atención sanitaria, educación a promotores de salud, etc…

Por lo tanto, estas vacaciones tendremos tiempo de descansar y de pensar, de pensar cómo seguir avanzando personalmente y en familia en este proyecto.

Dentro de poco os contaremos el viaje a El Alto y La Paz…


27/10/2012

Desfilando... que es gerundio
Los alumnos y alumnas del PREEFA


El pasado lunes fue el desfile para celebrar el día de la discapacidad. En él participaban todos los colegios y asociaciones que trabajamos con personas con discapacidad en Cochabamba...y allí que fuimos Luis y yo, para acompañar a los niños y niñas del PREEFA. El comienzo no fue muy bueno, lo primero por la poca motivación por desfilar, algo que los españoles asociamos a los militares, pero que aquí es un honor poder hacerlo, así es que nos pusimos nuestra poleras (camisetas) con el logo del cole, pensando que había que ir con el uniforme y...sopresa! todos los profes iban con traje negro y camisa blanca. 

¡Qué vergüenza! nos decían -"pero si es desfile...hay que venir de traje"...claro, eso lo sabrán ellos, porque nosotros no teníamos ni idea...


Betty con Luis
En fin, después de este "conflicto" cultural, nos colocamos con la clase de los chavales con más necesidades, que es donde más colaboramos y salimos a desfilar con ellos. Luis iba con Betty y yo con Mariana. Los niños iban sujetos a un gusanito que había preparado la profe y fueron bastante bien durante todo el recorrido. Lo mejor y lo que hizo cambiar nuestra visión del desfile, fue la familia de Betty. Ella es una niña con autismo, que por primera vez en su vida ha comenzado a estar escolarizada. La familia es del sur-sur de Cochabamba y tiene muchas dificultades económicas, pero cuida y trata fenomenal a la niña pequeña de la casa. Durante el desfile, la mamá y la hermana estaban todo el tiempo pendiente de Betty, animándola a que caminase bien, que no se mordiese su manita, etc... y llevaban una sonrisa constante. Así nos dimos cuenta, de que para ellas era importantísimo ver a Betty desfilar por el centro de Cochabamba, como una niña más, con su uniforme y su guardapolvos. Tan contentas estaban, que casi se les saltaba las lágrimas...a ellas y a nosotros, porque pudimos empatizar y ponernos en su lugar, sintiendo la misma emoción de poder ver desfilar a Betty por primera vez en su vida.

La clase con su gusanito
Así es que, lo que comenzó regular, terminó siendo uno de los mejores días en el PREEFA. Nunca hubiésemos imaginado que ayudar a Betty a estar bien en el desfile, podía ser una de las cosas más valoradas por su familia. Fue toda una enseñanza para los dos, de lo importante que es saber las prioridades de las familias y saber lo que ellas necesitan y desean y no tanto lo que nosotros pensamos que necesitan.

A partir de ahora, no nos perderemos un desfile...pero esta vez ¡¡con traje y camisa blanca!!

Laura y Luis




10/10/2012

Capacitaciones sobre AUTISMO

Las últimas semanas han sido intensas en trabajo. Estamos poniendo mucho de nuestro tiempo en hacer capacitaciones (formaciones). Lo más destacado ha sido que hemos participado en el I Encuentro Plurinacional de Autismo, organizado por el Ministerio de Educación. Han venido profesores y profesoras de todo Bolivia, de colegios de educación especial, que tuviesen alumnos con autismo. Había mucho interés por su parte y hemos podido compartir con todas las personas las cosas más importantes de qué es el autismo y cómo intervenir para conseguir una mayor inclusión en la sociedad. La gente ha acabado muy contenta y nosotros también, por supuesto. 


En el centro Delia con Luis y Laura y el resto de participantes
Además, hemos podido conocer a Delia Paza, la Directora General de Educación Especial. Una mujer luchadora con mucha motivación e interés por conseguir la inclusión de las personas con discapacidad.

Fue una oportunidad también para difundir qué es el autismo, ya que vinieron los medios de comunicación y nos hicieron muchas entrevistas e incluso ¡salimos en Bolivisión! ha sido una difusión buenísima, porque ahora hay muchas familias que están llamando a ALTIORA para poder recibir un diagnóstico o tratamiento para su hijo. Así es que ha merecido la pena el esfuerzo, porque ahora hay más gente que sabe dónde acudir si tienen un hijo con autismo.


13 de Septiembre de 2012

La pobreza lo inunda todo

La idea que tenía de la pobreza antes de llegar a Bolivia es distinta de la que voy teniendo ahora. Creía que la pobreza era tener poco dinero, pocos recursos, poco acceso a la educación, etc...después aprendí otra forma de acercarme a la pobreza, ya que José J. Romero en el curso de Misiones, nos enseñó que también se puede hablar de la pobreza como la "negación de oportunidades para desarrollarse". Esto implica que no sólo no pueden acceder, sino que se les están quitando la capacidad de acceder a una vida mejor.

Pero todo esto, formaba parte de mi ideario, no tenía ni caras, ni situaciones, ni experiencias. 

Gente comiendo en la calle...cosa que hace la mayoría de población
Ahora, aquí en Cochabamba, voy descubriendo algunas caras de la pobreza y viviendo lo que implica ser pobre. 

Me quedé muy sorprendida de conocer las experiencias que han tenido muchas chicas en el colegio. Me contaban que pueden sacar buenas notas si compras materiales para el colegio, que puedes pagar para que te hagan los trabajos, ser la secretaria del profesor y corregir los exámenes que te hacen y, lo peor, que ellas mismas reconocen que su nivel de lectura y escritura es bajísimo, incluso después de pasar por la Universidad. No suelen leer, no se fomenta la lectura, no hay bibliotecas y en casa, por supuesto que no hay libros. Esto me entristeció muchísimo, porque si la educación está así, poca mejora puede haber un país...

Además, la pobreza también implica una autoestima, como pueblo, muy baja. No se valoran, no creen en ellos mismos, se sienten inferiores y muy inseguros. Estoy generalizando, lo sé, pero es cierto que nos estamos encontrando muchas personas que se sienten así.

Por último, me cuesta mucho asimilar el concepto de autoridad que tienen, que implica asumir ser inferior al otro y aceptar lo que les dicen, sin dialogar. No entiendo por qué no pueden hablar con claridad, decirte lo que piensan...en fin, conversar. Se quedan callados o te dicen que sí...pero no siempre va a ser que sí.
Todo esto y más, es pobreza y ahora, le ponemos cara y la sufrimos, porque la pobreza, de verdad, es una situación de vida horrible. Ojalá vaya reduciéndose, porque no es justo que haya personas que vivan así....

Seguiremos compartiendo y denunciando la pobreza e injusticias que estamos viviendo.

Laura y Luis


28 de agosto de 2012


Una nueva oportunidad



En este último mes se nos han abierto nuevos caminos y oportunidades de acompañar a profesionales, familias y niños con discapacidad. Nos han ofrecido coordinar el Centro ALTIORA, que estaba especializado en audición y lenguaje. Es un centro de Atención Temprana que también forma parte de Fe y Alegría.

Luis lo va a coordinar y Laura va a hacer las asesorías técnicas, formando y acompañando a los profesionales del centro. Todo esto será por las tardes, ya que por las mañanas seguimos en el PREEFA, avanzando poquito a poco.

Con nuestra llegada, Altiora podrá abrir el servicio a más población, además de problemas de audición y lenguaje. Podrán venir niños con dificultades en la comunicación, ya sea porque tengan Autismo, Trastornos de Lenguaje o cualquier problema de comunicación grave.

¿Por qué lo vemos como una oportunidad? porque podemos llegar a más gente, ayudar a ampliar los servicios y poder dar una respuesta a la población que se estaba quedando al margen de todos los servicios que existen aquí en Cochabamba, y son todos aquellos niños y jóvenes que no pueden usar el lenguaje oral para comunicarse. Es una oportunidad para nosotros poder ofrecer Sistemas Aumentativos de Comunicación a estos niños, poder formar a los profesionales e implicar a las familias, para que ellas puedan usar estos sistemas y disfrutarlos.

¿Os imagináis qué sería de nosotros sin la comunicación? ¿sin entender lo que nos dicen? ¿sin poder comunicar nuestros deseos y necesidades? pues eso es lo que vive una gran población que tiene autismo, discapacidad intelectual o motora. Están marginados de la sociedad, no sólo por su discapacidad, sino porque se les ha quitado el derecho para comunicarse, uno de los pilares para sentirse vivo.

Por eso, Altiora es una nueva oportunidad de luchar por los derechos de esta población con discapacidad y estamos disfrutándola, aunque cada vez implique más trabajo y dedicación, pero para eso hemos venido, y nos sentimos felices de ello.

¡Seguiremos caminando!

Luis y Laura


22 de julio de 2012


LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN COCHABAMBA

Aprovechamos a escribir hoy, que hacemos 5 MESES aquí en Bolivia...cómo pasa el tiempo de rápido...


Este último mes ha sido muy intenso e interesante, ya que estamos pudiendo conocer un poco más de la situación que viven las personas con discapacidad intelectual en Cochabamba.
Luis trabajando con Betty
Hasta ahora habíamos conocido a las familias del PREEFA, el colegio donde colaboramos por las mañanas. Son realidad complicadas, ya que muchas familias viven muy lejos del colegio, tienen que usar dos movilidades para llegar, se quedan esperando allí porque no pueden volver a casa (porque a las 12h ya termina el colegio y no les da tiempo), etc...esto hace que haya mucho abstentismo y que tengamos que entender lo que les pasa a cada familia, no podemos juzgar alegremente y criticar que no vengan. Es un proceso de comprensión y empatía con cada una de las personas, para saber qué están viviendo y qué les hace no venir. Además, Luis pudo visitar una de las casas de una alumna y se quedó impactado. No había baño, la niña comía sentada en su cama, en la misma habitación dormían varios miembros de la familia, sus necesidades las hacía en el patio...nos hizo replantearnos muchas de las prioridades y contenidos a enseñar a los alumnos y alumnas del colegio.

Por otro lado, hemos contactado con la Asociación de Familias con hijos con autismo (ASPAUT) de Cochabamba. Son 35 familias asociadas y unas 10 que trabajan más intensamente. Por ahora asesoran a otras familias y recomiendan los pasos a dar, difunden qué es el autismo e intentan organizar la máxima formación y capacitación para profesionales y familias. El diagnóstico temprano no existe, se detecta a los niños muy tarde y siempre en servicios privados. En la edad escolar, los niños con autismo están muy mal atendidos, ya que en los colegios regulares no les suelen aceptar y en los de educación especial tampoco saben cómo intervenir con estos niños, y no existe ningún recurso especializado en autismo. Sin embargo, el panorama es mucho peor cuando son adultos, ya que no existe NINGÚN recurso para ellos, acaban estando en sus casas y en situaciones extremas (problemas de conducta, problemas familiares, etc...), les ingresan en el PSIQUIÁTRICO, como ha pasado con 5 de ellos...

La verdad es que todo esto nos hace sentir que tiene sentido nuestra presencia aquí, para poder poner al servicio de la gente que más lo necesita nuestros conocimientos y experiencias. 


23 de junio de 2012

Equipo Cochambamba



video



video


6 de junio de 2012


Seguimos aquí


Ya por fin nos podemos reencontrar con el blog. La verdad es que ya estamos a un nivel de ocupación similar al que teníamos en Madrid, con poco tiempo para hacer cosas más extraordinarias, pero creemos que eso es también buena señal.
Las cosas nos están yendo bastante bien, no nos podemos quejar. Estamos creando poco a poco una red social con la que nos sentimos muy a gusto y muy acompañados. No hay fin de semana que tengamos sin planes con unos y con otros, para ir aquí o allá, comer, cenar o lo que se tercie.

La responsable de nuestro proyecto, Patricia Vargas, es un encanto de persona con la que nos entendemos perfectamente y a la que admiramos por su capacidad de dirección y por su actitud y valores. Nos sentimos muy agradecidos de contar con ella como directora.
Cada semana que pasa vamos teniendo más conocimiento de la realidad, de cómo funcionan las cosas por aquí, de las necesidades, y esto nos hace tener la cabeza en constante ebullición, generando sin parar ideas y estrategias de mejorar esto o lo otro, de cómo ayudar a las familias de los chicos con discapacidad y autismo del PREEFA (colegio donde estamos trabajando), de cómo generar servicios de detección e intervención temprana que hagan que los chicos con autismo puedan tener mejor atención, de cómo poder capacitar a los profesionales y compartir nuestra experiencia y conocimiento de muchos años.

Si los pies están en la tierra y la cabeza en permanente ebullición, nuestro corazón está divido en trocitos, intentando compartirlo con muchas personas que se cruzan en nuestro camino y con la que queremos sentirnos cercanos. Desde nuestra vecina, Anita, portera del colegio y su familia, hasta los niños del hogar de Creamos, dirigido por una vieja conocida de mucha gente de Ocasha, María Teresa Losada, a los chicos con los que trabajamos y sus familias y tanta gente que nos cruzamos por la calle y que llevan su pesada vida a cuestas.
Sentimos que este intento de dividir nuestro corazón es lo que nos hace sentirnos vivos y afortunados de estar donde queremos y donde sentimos que debemos estar.
Os agradecemos a todos vosotros, compañeros de Ocasha que nos habéis precedido, el habernos facilitado tener esta increíble y (por ahora y esperamos que por siempre) maravillosa experiencia. Sentimos no poder estar en la asamblea de este mes, pero nos haremos presentes con un video que podréis ver allí.
Un fuerte abrazo desde Cochabamba, Bolivia

17 de abril de 2012

En esta semana santa hemos podido comprobar la importancia de estar en el lugar correcto.

Nuestra casa está en el centro de Cochabamba, en una zona que tiene todas las comodidades, o mejor dicho, los servicios mínimos para vivir: calles asfaltadas, alcantarillado, luz por las calles, recogida de basura, etc…en la parroquia de nuestro barrio pudimos celebrar el jueves santo, en una celebración “muy española”, por los cantos y el estilo de personas (muy blancas y mayores) y por el propio cura, que era navarro.

Sin embargo, la Pascua la vivimos en el sur de Cochabamba, en un cerro, donde viven las Hermanas Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús. En el cerro todavía no ha llegado el alcantarillado, el agua depende de la época en la que estamos, si es húmeda, no hay problema de agua, pero en la seca, puede haber cortes frecuentes. Las calles no están asfaltadas, únicamente hay algunas pocas empedradas. Las familias que viven aquí tienen muchas necesidades, viven en situaciones complicadas y suelen tener familiares fuera de Bolivia intentando buscar un futuro mejor (cosa que complica la vida de los hijos que se quedan aquí esperándoles).


Vistas desde el Cerro de San Antonio 
de Buenavista
En el cerro pudimos celebrar la Pascua, sintiendo que realmente estábamos en Bolivia: con cantos latinoamericanos, con bailes de la misa andina, con un cura boliviano y con familias con hijos, que querían celebrar la Resurrección de Jesús. Fue una celebración con muchísimos niños, que terminó con una fiesta, en la que cenamos juntos unos pancitos y unos dulces, y cantamos y bailamos, en el mismo templo, bailes típicos de aquí: saya, caporales, tobas, cullaguada...

Todo esto nos hace ver la importancia de estar cerca de los preferidos de Dios, de la gente que más lo necesita. El lugar donde vives y donde tienes el corazón, es muy importante para poderte implicarte en la vida de las personas. Sentimos que debemos tener los ojos muy abiertos, para colocarnos en el lugar correcto, y así poder construir el Reino de Dios. Es cierto que vivimos lejos de la gente que peor lo está pasando en esta ciudad, y por eso sentimos que debemos salir al encuentro, movernos y buscar otros espacios y momentos, para acercarnos a las personas que podemos ir acompañando.


26 de marzo de 2012

Conociendo al pueblo boliviano


Ya llevamos un mes en Cochabamba. A pesar de ser un gran tópico, no podemos pensar menos que pensar que ha pasado volando. Estamos muy contentos con la ciudad, su clima tan agradable, sus gentes, etc. El trato recibido hasta la fecha ha sido muy cálido y ha facilitado mucho que este mes haya sido un tiempo en el que nos hemos sentido muy arropados por distintas personas de aquí de Cochabamba. Algunos de la organización para la que trabajamos, otros amigos de amigos, etc. No podemos menos que sentirnos enormemente agradecidos.

Una de nuestras primeras reflexiones va a ser también un tanto tópica, pero es que entendemos que debe ser así. Nos referimos al impacto que nos está produciendo la vida del pueblo Boliviano. No por ya haber estado aquí durante un mes en el 2006, ni por ya saber algunas cosas sobre Bolivia, deja de sorprendernos su cruda realidad. Podríamos aportar datos estadísticos de cierta frialdad, como que el 60% de los Bolivianos viven por debajo del umbral de la pobreza. En nuestro día a día estamos viendo la realidad de personas, imágenes, historias y casos concretos englobados en ese ese frío 60%. La calle es uno de los mejores observatorios para poder tomar contacto con la realidad. Uno de los aspectos para nosotros más conmovedores es el de los más débiles, es decir, niños y ancianos. Moverte por Cochabamba implica contemplar numerosas escenas que te pueden dejar el corazón helado. Ancianos en el ocaso de su vida arrastrando sus pies y suplicando apenas sin voz “un pesito”, niños de la calle con un aspecto tenebroso y una mirada perdida, madres pidiendo en la calle con niños descalzos muy pequeños, mujeres vendiendo cualquier cosa y a la vez atendiendo a su bebe metido en una caja de cartón a su lado.
No me cabe duda de que todos vosotros, compañeros de Ocasha, esto ya lo habéis vivido. No os estamos contando nada nuevo. Nosotros también lo habíamos vivido ya en distintos países de África y Latinoamérica. No escribimos esto por esa razón. Lo que nos asusta de verdad es que deje en algún momento de impactarnos y de partirnos el alma la visión de tanto sufrimiento, desigualdad e injusticia, que nos acostumbremos a verlo como parte del paisaje. Desde la vivencia del primer mes, nos asusta perder la capacidad de empatía a lo largo de nuestra estancia en los próximos años. Para nosotros, conocer y haber tomado contacto con este sufrimiento ha sido una de nuestras mayores motivaciones para dar el paso de compartir unos años de nuestra vida con los más necesitados. Perder esa emoción sería perder uno de los catalizadores esenciales de nuestro proyecto.
A la vez dejarnos inundar por el contacto con la desgracia y sucumbir emocionalmente y anímicamente, también puede ser una de las amenazas que nos vienen a veces a la cabeza. Sabemos que es necesario poner cierta distancia para poder preservar nuestro equilibrio, pero nos parece una tarea muy complicada el no perder la capacidad de empatizar con el sufrimiento del pueblo Boliviano, pero sin que ello nos haga a la larga ahogarnos en este mar de sufrimiento. Nos gustaría saber si vosotros habéis vivido esta sensación y como lo habéis resuelto en vuestros respectivos proyectos.


2 de marzo de 2012

Ya estamos en Cochabamba


Ya llevamos más de una semana en Cochabamba, intentando coger el ritmo de sueño y comidas. La verdad es que está siendo sencillo, porque el lugar donde estamos viviendo, lo facilita mucho. Es la Departamental de Fe y Alegría, una finca grande, donde están las oficinas y varias casitas. Tiene un gran terreno, donde hay animales, cosa que les encanta a Ainara y Mar. Disfrutan viendo a los loros, cotorras, alpacas, pavos reales...
Proverbio inca: no robes, no mientas, no seas flojo

Este tiempo lo hemos aprovechado para elegir la guardería donde irán las niñas, para ver nuestra futura casa, conocer el colegio donde trabajaremos y adaptarnos a la ciudad. Por ahora todo va bastante bien y esperamos que el lunes Ainara y Mar vayan por primera vez a la guardería, para que se adapten al nuevo ritmo. Nosotros aprovecharemos para poner la casa a punto, comprar lo que falta y llevar nuestras maletas allí.

La gente está haciéndonos una acogida muy buena, nos han enseñado distintas partes de la ciudad y también nos han llevado a conocer algunos lugares cercanos. El otro día nos llevaron a conocer las Yachay Wasis de Tiraque y Rodeo. Son las "casas del saber", donde los niños y niñas que viven en zonas aisladas, se quedan allí a dormir durante la semana, de manera que se les facilita poder acudir al colegio. Fue una experiencia muy buena el poder conocer la realidad rural y sobre todo, sitios muy parecidos a los que muchos compañeros y compañeras de Ocasha han estado viviendo.

Esperamos que esta adaptación siga este buen ritmo que está teniendo y podamos daros noticias sobre nuestra nueva vida: el Preefa (el colegio donde trabajaremos), las niñas, el mundo de la discapacidad en Cocha, etc...


16 de febrero de 2012


Nos presentamos...

Mar, Laura, Luis y Ainara
Somos Laura, Luis, Ainara y Mar. Llevamos más de un año en el proceso de formación de Ocasha-CCS, para prepararnos para viajar y vivir en un país del sur, con el objetivo de acompañar a la gente en sus procesos de crecimiento y vida.  Ocasha va a ser el cauce que nos permita vivir esta experiencia y estamos muy agradecidos por la formación que nos han dado, la preparación tan intensa y profunda y la apertura que han demostrado, aceptando la diferencia como fuente de riqueza.

Ahora ya estamos en la recta final, preparando maletas y disfrutando de las despedidas de amigos y amigas, de la comunidad de la Parroquia de la Natividad de Ntra. Sra. y, cómo no, de la familia.

El 21 de febrero volamos a Cochabamba, ciudad que está en el centro de Bolivia. Tiene alrededor de un millón de habitantes y está a una altura de 2500m sobre el nivel del mar. Allí vamos a trabajar con Fe y Alegría, que se dedica desde hace años al ámbito de la educación. Apuestan fuertemente por la educación como palanca de cambio y como forma de dar oportunidades a las personas más empobrecidas. Tienen cientos de colegios en América Latina y han solicitado nuestra ayuda para que colaboremos con el Colegio de Educación Especial “PREEFA”. Es un colegio que hace 3 años Fe y Alegría asumió su gestión, intentando mejorar y crear un entorno educativo e inclusivo. Actualmente tienen 90 alumnos y alumnas, entre los 5 y los 20 años. Los profesores no cuentan con la oportunidad de formarse en esta área, ya que en las facultades no existe la titulación, por lo que tienen que hacerlo con sentido común y con los cursos que puedan ir surgiendo.

Por lo tanto, allí vamos a intentar acompañarles en su mejora continua, intentando que el alumnado con necesidades especiales tenga los mismos derechos y estén incluidos en la sociedad como cualquier persona más. Esto va a implicar ayudarles a impulsar la atención temprana, los talleres laborales, la integración en colegios ordinarios y sobre todo, la formación al profesorado.

Pero lo primero que tenemos que intentar es aprender cómo es allí la vida, introducirnos al máximo en su cultura y entenderles lo mejor posible. Para ello, viviremos en el mismo barrio donde esté el colegio, priorizaremos que nuestras hijas se eduquen y convivan como cualquier niño boliviano e intentaremos llevar una vida lo más similar y austera posible.

Pero de nada serviría todo esto si nos olvidamos de cómo nos va a cambiar a nosotros la vida, los valores, prioridades, etc… porque algo que nos han marcado a fuego durante estos meses, es que vamos a vivir, no a hacer grandes proyectos o acciones. Nosotros no vamos a poder solucionar la situación de las personas con discapacidad de Bolivia, ni de Cochabamba, por lo que pretendemos ser felices a su lado, conseguir un aprendizaje mutuo y poder dar una experiencia a nuestras hijas que les abra la mirada hacia otra parte del mundo, que no viven con las facilidades que tenemos aquí.