lunes, 10 de diciembre de 2012

GRACIAS



 GRACIAS


Es hora de ir cerrando este periodo de mi vida, y lo primero que se me viene a la cabeza son rostros y nombres.
convivencia en San Martín

Rostros y nombres de personas con las que he compartido juegos, charlas, clases, talleres, celebraciones... pero ha sido mucho más que todas esas actividades, he podido compartir la fe y la vida.
Porque ese era mi propósito, compartir tres años de mi vida entre las personas que Dios puso en mi camino, y solamente puedo darle Gracias por haberlo hecho.

He podido conocer personas llenas de fe, que dan su tiempo por los demás. Personas que, desde sus creencias, quieren un mundo mejor, comenzando por su barrio, y que son para mí un ejemplo de entrega y dedicación al prójimo.

Sería interminable recordar actividades en este momento, pero en cada una de ellas, estas personas han dado muestras de su altruismo y su gran corazón. Me han enseñado que no importa lo cansado que estés o lo mucho que tienes que hacer, la sonrisa de un niño, escuchar a un joven, borra el cansancio.

En Betania
Me acuerdo del pasaje de la viuda, donde Jesús la pone como ejemplo porque no da de lo que le sobra, sino de lo que necesita. Con su ofrenda la viuda entregó todo lo que tenía a Dios. Este acto pasó desapercibido para la gente, pero no para Jesús.

Algo así sucede con estas personas, no dan un donativo, no hacen caridad, entregan su vida por aquello que creen y por aquellos en los que creen, hacen lo que solamente los que aman sin reservas pueden hacer. Porque los pequeños actos de amor cotidianos, hechos por amor al prójimo, tienen mucho más valor que muchos de los que aparecen en los titulares y son noticia.
.
Ahora quiero descansar, ver a mi familia, jugar con mis sobrinos, hablar con mis amigos, recobrar fuerzas para comenzar con ilusión y entrega la nueva misión que Dios me da.
Grupo de confirmación capilla San Martín

Gracias a todos por compartir la vida conmigo, gracias por enseñarme que siempre se puede dar un poco más de uno mismo, gracias por ser como son, por aumentar mi fe en un mundo mejor, por hacerme parte de su vida, por mostrarme que enriquece y mucho el diálogo entre culturas desde la fe compartida y desde el corazón .

 Gracias, gracias, gracias de todo corazón y hasta siempre.

    JOSÉ ADOLFO SÁNCHEZ PINTOR





1 comentario:

  1. El tiempo que estés en España aprovecharemos para compartir contigo.

    ResponderEliminar